top of page

7 Consejos para no perder dinero por los tiempos de inactividad en las tiendas retail


¿Crees que el tiempo de inactividad no es un gran problema? Piénselo otra vez. Más de un 33 % de las empresas indican que una sola hora de inactividad puede costarles entre 1 y 5 millones de euros, por eso en este artículo abordaremos algunos consejos para reducir los tiempos de inactividad en las tiendas Retail.


El tiempo de inactividad sigue siendo muy real y potencialmente caro, los líderes deben tener en cuenta y planificar la resistencia y recuperación de una infraestructura mucho más amplia, de mayor alcance y diversa que nunca.



El tiempo de inactividad puede causar pérdida de beneficios, pero en la productividad, en las ventas y en la buena voluntad de los clientes. Un estudio del ITIC mostró que el 86 % de las empresas declararon que el coste de una hora de inactividad era de 300.000 euros o 5.000 euros por minuto.


Cuanto más dependa tu negocio del tiempo de actividad, como en el mundo del comercio minorista, más se verá negativamente afectado por el tiempo de inactividad. Evidentemente, no es la clase de dinero que nadie quiere que se vaya por la ventana.


¿Qué es el tiempo de inactividad en las tiendas retail?


El tiempo de inactividad en las tiendas retail es un período en que el negocio deja de ofrecer sus servicios a los clientes de manera involuntaria debido a un mal funcionamiento de la infraestructura, de los equipos o de los recursos tecnológicos y que por lo menos produce un 5 % de pérdida de productividad.


El tiempo de inactividad acarrea altos costes para las tiendas retail, como se mencionó anteriormente, puede representar unos cuantos cientos de euros por hora de inactividad. La inactividad en las tiendas retail puede ser causado por diversos eventos como:

  • Mal funcionamiento de equipos

  • Caída de la red de Internet

  • Falla eléctrica

  • Situaciones de crisis o de desastres

  • Cuellos de botella en la carga de trabajo


7 Consejos para no perder dinero por los tiempos de inactividad en las tiendas retail


No importa sí el tiempo de inactividad es causado por un fallo eléctrico, una violación de seguridad cibernética, una falla de hardware o un desastre natural, cada minuto de tiempo de inactividad puede ser muy caro, sigue estos consejos para reducir los tiempos de inactividad en las tiendas retail:


1. Crea un plan de recuperación


La mejor manera de asegurar una recuperación rápida es planificar con anticipación. Una vez que haya creado su plan de contingencia pruébelo regularmente. Asegúrese de que funcionará cuando lo necesite. Ese es un primer paso significativo para mantener el tiempo de inactividad al mínimo y su productividad al máximo.



2. Mantén todo actualizado


Las actualizaciones para los sistemas operativos, el hardware y las aplicaciones a menudo se lanzan para hacer frente a las nuevas amenazas de seguridad y bloquear las vulnerabilidades existentes. Asegúrate de que los dispositivos (personales y comerciales) que acceden a la red de tu organización tengan las actualizaciones más recientes.


Tu equipo de IT también debe hacer del mantenimiento preventivo una prioridad, con actualizaciones programadas limitadas fuera del horario laboral y notificando a todos los que se verán afectados con suficiente anticipación.


El hardware y el software obsoletos son otros dos posibles puntos de falla que deben abordarse. No esperes para actualizar si no estás seguro de la confiabilidad de los componentes de tu infraestructura.


3. Educa a tu fuerza laboral


Los ciberataques como el ransomware pueden ser una pesadilla. Los sofisticados ataques de ingeniería social y phishing permiten que los malos actores se cuelen en tu red simplemente haciendo clic en un enlace malicioso o descargando un PDF infectado por un empleado.


El resultado es un tiempo de inactividad doloroso. Así que capacita a su gente para que tenga cuidado con cada correo electrónico que reciba. Instala la mejor protección cibernética y filtros de correo electrónico posibles.



Y asegúrate de tener un mecanismo de informes efectivo para que un empleado pueda notificar rápidamente a TI si hay una amenaza.


4. Instala un sistema de energía de respaldo


Ya sea como resultado de desastres naturales o fallas localizadas en la red eléctrica, tu negocio puede detenerse repentinamente cuando se corta la energía.


Si bien una fuente de alimentación ininterrumpida (UPS, por sus siglas en inglés) puede ayudar a corto plazo, la inversión en un sistema generador de respaldo bien puede valer la pena cuando se corta la energía, incluso por un breve período.


Realiza pruebas a tu sistema de energía de respaldo, para que pueda estar seguro de que las luces y demás equipos mínimos para poder realizar una venta, volverán a encenderse inmediatamente en caso de un apagón.


5 Crea un plan B para el acceso y salida de clientes


El fallo de persianas o puertas automáticas puede ser más común de lo que parece. Asegúrate de instalar sistemas alternativos de acceso o en su defecto, métodos manuales de apertura, sin olvidar hacer un correcto mantenimiento preventivo para que sea funcional en caso de que se presente este tipo de situaciones. Prueba tus equipos e infraestructura de forma periódica para asegurarte de que tus equipos, servidores, hardware y software funcionen correctamente.


Las pruebas también deben incluir su sistema de energía de respaldo, en caso de que elija adquirir uno, para que pueda estar seguro de que las luces volverán a encenderse inmediatamente en caso de un apagón.


6. Programa tu mantenimiento periódicamente


Haz del mantenimiento preventivo una cultura corporativa en tu tienda retail. Toma nota de las condiciones de tus equipos, de la última vez que los sometiste a mantenimiento, las piezas que fueron reemplazadas, qué signos de daños muestra, para facilitar el mantenimiento que te evitará un valioso tiempo de inactividad.



7. No olvides hacer una copia de seguridad


No te quieres ni imaginar el caos que se produce si el software con el que manejas los procesos en tu tienda retail se borra accidentalmente, por lo que es recomendable hacer una copia de seguridad, puedes programarla regularmente para evitar la pérdida de información valiosa.


Si no tienes una copia de seguridad, pudieras tener que volver a crear el software y retrasar el proceso de ventas unas cuantas semanas, perdiendo la credibilidad en tu negocio.


Las empresas minoristas que sufren tiempo de inactividad están sujetas no solo a una posible pérdida de beneficios, sino también a una pérdida de ventas y productividad. El tiempo de inactividad del sistema también puede provocar la pérdida de satisfacción del cliente y la erosión de la confianza.


La insatisfacción del cliente genera quejas y un boca a boca que puede crear una mala reputación y puede llevar a una pérdida permanente del negocio.




39 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page