LOGO OPTIMA FLAT -Sin slogan (COLOR).png

El Big data y su impacto en el retail

Gracias a la web, los clientes están acostumbrados a tener la información que necesitan para tomar una decisión de compra. Sin embargo, en los últimos años, la información también ha dado poder a los vendedores detrás del mostrador. Es decir, el Big Data en el retail ya está ayudando a generar nuevas fuentes de ingresos y a mejorar la interacción con los clientes mediante ofertas.


Pero hay algo más que eso. Las soluciones de big data, también pueden ayudarte a tomar decisiones operativas y comerciales, el mantenimiento de tiendas e incluso gestionar las estrategias de precios de forma más inteligente. Se trata de tecnologías que Están teniendo un gran impacto en nuestro presente.



Un estudio sugiere que en los próximos cuatro años se producirá una rápida transformación del sector retail, impulsada por tecnologías innovadoras. En este contexto, las cadenas que triunfarán serán las que adopten estrategias basadas en datos, experiencia y personalización.


Según el informe, para 2022, el 20% de los minoristas adoptarán un cambio cultural completo que favorezca la innovación para iniciar la siguiente fase de crecimiento. También se espera que el 35% de los minoristas ofrezcan nuevos servicios que integren la experiencia del cliente en la tienda y en línea. ¡Descubre más del big data en el retail!


¿Cuándo se empezó a utilizar el big data en el sector retail?


Los big data en el retail marcaron un antes y un después el 13 de febrero de 1995, cuando el supermercado Tesco lanzó un programa pionero de fidelización basado en tarjetas que permitía identificar patrones de comportamiento de los consumidores.


En las dos décadas transcurridas desde entonces, el sector minorista ha experimentado una gran transformación. Hoy en día, los minoristas son capaces de capturar y analizar miles de datos, que se utilizan para tomar decisiones empresariales fundamentales. Decisiones relacionadas con el marketing y el diseño de la tienda. El big data ayuda principalmente a las tiendas a tomar decisiones y realizar cambios adaptados a los gustos y preferencias de sus clientes.


Impacto del uso de big data en el retail


Si tienes dificultades para ofrecer nuevos productos, la información de big data puede mantener a los gestores al día sobre los patrones de comportamiento del público, facilitando la comprensión de cómo puede ser impactado, qué espera de las marcas y qué tipo de comunicación es más abierta, optimizando la inversión en acciones de marketing y la elección de nuevos artículos. ¡Veamos más!



Punto de acceso único


Cada uno de los departamentos de las tiendas retail necesita acceder a los datos, lo mejor es que haya un acceso único, en el que se puedan cruzar los datos de cada uno de los departamentos. Así se pueden trazar estrategias entre todas las partes, incluyendo a tareas tan importantes como el mantenimiento retail. La idea es que el trabajo de todo encaje, que no se desperdicien recursos y que se pueda conocer con exactitud el impacto de las acciones de promociones, entre otras, en las ventas generales.


Anticiparse a las tendencias

Utilizando métodos avanzados para extraer valor de los datos, como el análisis predictivo, es posible anticiparse a las tendencias de compra y diferenciarse de la competencia. No sólo en lo que se refiere al volumen a almacenar y al tiempo, sino también sobre los cambios en los hábitos y preferencias del público objetivo.


Y las tendencias son interesantes de anticipar tanto en el comercio físico como en el digital. De este modo, su tienda puede ofrecer no sólo productos nuevos antes que la competencia, sino también artículos que realmente aporten los atributos buscados por el público.


Estrategias de marketing y fidelización de clientes


Los datos recogidos por las herramientas que utilizan big data en el retail son cruciales para evaluar la interacción de los consumidores con la empresa. La tecnología es capaz de recoger datos personales de los clientes, como el nombre, la edad y el sexo, y establecer una conexión con el perfil de compra, las preferencias y la frecuencia de las visitas.



Cambios en el diseño de la tienda


Los datos de los sensores y los códigos de barras pueden utilizarse para hacer un seguimiento del tráfico de visitantes en la tienda y de los hábitos de compra cada mes. De este modo, la tienda puede crear promociones más atractivas para los periodos de menor volumen de ventas, además de optimizar sus espacios para llamar la atención del consumidor.


Las herramientas de big data también ayudan a verificar qué productos no tienen un buen ritmo de ventas y cuáles pueden ser retirados de los estantes , al igual que identificar las zonas de mayor tráfico y venta, asegurando información para la remodelación y actualización de las tiendas según temporadas.


Mantenimiento preventivo y correctivo de tiendas


La información recogida por los nuevos equipos de control de temperaturas, iluminación, humedad, sonido y demás parámetros de importancia para ofrecer una buena experiencia de compra al cliente, permiten actualmente establecer un cronograma de mantenimiento mucho más predictivo y efectivo frente a las averías que se pueda presentar.


De igual forma, proporciona infinitas posibilidades de análisis de comportamiento para identificar patrones de averías y su causa raíz, sin contar que el monitorio puede ser completamente en tiempo real, disminuyendo el tiempo de reacción humana.



Aumento de las ventas


Un hotel puede aumentar o disminuir su número de reservas en función del tiempo, las condiciones de tráfico y otros factores que influyen en el turismo. El hotel Red Roof Inn, en Estados Unidos, ha sabido utilizar los datos de big data en su beneficio. La cadena hotelera rastrea las cancelaciones de vuelos y la gravedad del tiempo e identifica a un cliente potencial que necesita un lugar para dormir entre un puente aéreo y otro. De este modo, publica anuncios en plataformas móviles para atraer a los viajeros y facilitar la reserva de un hotel cercano.


Con estos ejemplos de big data, es posible notar que la tecnología tiene muchas aplicaciones para las empresas, especialmente en el Retail. Saber aprovechar estos datos de forma inteligente es la mejor manera de obtener información para aumentar la rentabilidad del negocio.


Todas estas ventajas de implantar soluciones de big data en el retail se producen porque, a partir del valor extraído de los datos recogidos en cada negocio, es posible reducir las estrategias erróneas y las pérdidas que de ellas se derivan, además de que la fuente de información en la que se basan sea sólida y fiable.


Es una inversión que vale la pena considerar para hacer que el crecimiento de tu empresa sea saludable y aumentar el rendimiento en un sector tan competitivo como el retail.