top of page
LOGO OPTIMA FLAT -Sin slogan (COLOR).png

Las ventajas del RFID en la venta y la logística

La identificación por radiofrecuencia (RFID) es una tecnología muy versátil con aplicaciones en toda la empresa. Permite identificar y localizar el producto de forma automática. Veamos cuáles son las ventajas del RFID en la venta y la logística.


Esta tecnología es útil desde el control de los procesos de fabricación hasta el mantenimiento y la inspección de los equipos. También facilita la gestión de los activos y el seguimiento de las mercancías hasta la distribución final.



La RFID puede constituir la base de un sistema eficaz de gestión de activos y también está en el centro del Internet de las cosas. En el comercio electrónico se ha impulsado la tecnología RFID en el proceso logístico por la visibilidad e interactividad que proporciona, lo que se traduce en una mejor experiencia para el cliente.


Los sistemas RFID ofrecen ventajas a empresas de todos los tamaños, permitiéndoles mejorar rápidamente la eficiencia y reducir los costes mediante la automatización de los procesos y la mejora de la utilización de los activos y la calidad.


Este sistema reduce significativamente el tiempo dedicado a las tareas logísticas en alrededor del 80 %, así como el tiempo dedicado a la búsqueda y ubicación de los artículos en un 40 %.


Ventajas del RFID en la venta y la logística


La tecnología RFID proporciona una amplia variedad de ventajas en las ventas y logística del sector retail. Sus operaciones mejoran si los procesos se automatizan para aumentar la rentabilidad, lo que se traduce en ahorros de mano de obra y tiempo. Estos son algunas de los beneficios de la RFID:


Seguimiento de activos y gestión de inventarios


Hacer un seguimiento de los activos y materiales es un reto para la mayoría de las organizaciones. Los sistemas RFID ofrecen una forma rápida y fiable de realizar el seguimiento sin tener que contar cada artículo individual.


Pueden ser aplicables a diferentes artículos como componentes de una línea de producción, productos acabados que se envían, contenedores industriales que deben devolverse o herramientas, ordenadores portátiles y otros equipos de gran valor que a menudo se pierden.



Con las aplicaciones RFID puede:

  • Ver inmediatamente cuántos artículos tiene de cualquier tipo

  • Conocer su ubicación o en qué fase del proceso se encuentran.

  • Puede hacer un seguimiento de los artículos desde el momento en que se reciben en los almacenes, se envían a fabricación y se utilizan en un artículo acabado.


Esto facilita la gestión del inventario, la realización de comprobaciones y auditorías de existencias y el control de las "pérdidas". La RFID también puede ayudar a encontrar artículos que están en el lugar, pero que se han extraviado.


Ahorro de tiempo y dinero mediante la automatización


Las aplicaciones RFID pueden realizar un seguimiento automático del movimiento de los productos y cargar la información de inventario, en el sistema de gestión financiera o ERP.

Por lo tanto, pueden eliminar la necesidad de rellenar formularios manualmente y sustituir hojas de cálculo obsoletas. El uso de lectores fijos en puntos clave puede ahorrar aún más tiempo, y en una línea de producción, por ejemplo, puede eliminar por completo la necesidad de intervención manual.



Mejora de la precisión y la disponibilidad de los datos


Dado que los datos se recopilan y cargan electrónicamente, la RFID también evita los errores de transcripción, la duplicación de datos y los "artículos perdidos" cuando se utiliza para recopilar datos de un gran número de artículos simultáneamente.


El uso de sistemas basados en la nube, permite a todos los miembros de la organización ver datos actualizados sobre el paradero o el estado de los artículos. Los datos también pueden compartirse con los clientes.


Mejora de la salud y la seguridad


Los sistemas RFID permiten a las empresas comprobar cuándo se han inspeccionado los equipos y los vehículos o cuándo está previsto hacerlo, y restringir su uso si no se cumplen determinadas condiciones.


Los sistemas de chequeo ofrecen una forma eficaz de gestionar los regímenes de inspección y notificación y ayudan a satisfacer a las aseguradoras o a los organismos reguladores de que se están siguiendo los procesos.


Permite un mejor control de la producción


Dado que la RFID puede identificar elementos o componentes individuales, es ideal para procesos de fabricación complejos o personalizados.


Por ejemplo, permiten garantizar que los moldes específicos se llenan con el volumen correcto de líquidos y se cuecen durante el periodo de tiempo correcto o permite controlar qué componentes específicos acaben en la línea de producción correcta. Esto ayuda a reducir los residuos y a mejorar la eficiencia.


Mejora de la calidad y la trazabilidad


Los sistemas RFID también pueden ayudar a garantizar que los artículos han pasado por todas las comprobaciones y procesos correctos.



Por ejemplo, una caldera se ha montado correctamente y ha sido inspeccionada y aprobada antes de entregarse al cliente, lo que mejora la calidad y reduce el número de devoluciones. El etiquetado RFID puede ayudar a garantizar la rastreabilidad mediante el control de un producto desde su punto de origen.


Contribuye con el aumento de los ingresos


Al mejorar la gestión del inventario, las organizaciones que utilizan la RFID pueden proporcionar un servicio que crea una diferenciación competitiva, y promueve una mayor satisfacción del cliente con las oportunidades de mayores ventas y mejores márgenes.

Por ejemplo, antes de utilizar las etiquetas RFID, Walmart perdía unos 2.000 millones de dólares al año en inventario. Sin embargo, desde que adoptó la tecnología, Walmart ha podido reducir las mermas en más de un 80%.



Otra empresa que se ha beneficiado de la tecnología RFID es Delta Airlines. Al etiquetar tu equipaje, Delta ha podido reducir los tiempos de manipulación del equipaje hasta en un 25%. Esto no sólo ahorra dinero a la aerolínea, sino que también mejora la experiencia del cliente al hacer llegar las maletas a su destino más rápidamente. Como resultado, estas empresas han ahorrado miles de millones de euros, y ha obtenido una importante ventaja competitiva.


Información de gestión más detallada


Dado que la RFID permite capturar datos en tiempo real en las diferentes etapas del ciclo de vida de los activos o productos, proporciona una información de gestión mejorada con fines operativos y de planificación. Las empresas pueden utilizar esta información para mejorar la eficiencia y su productividad.


Permite que los procesos sean más cortos


Las tecnologías RFID pueden integrarse con otras tecnologías de fabricación o de la cadena de suministro, como la manipulación automática de palés y los sistemas de recogida de existencias, para reducir el tiempo que transcurre desde el pedido hasta el envío y la entrega.

Rápida amortización


La RFID es una tecnología muy rentable y el ahorro de costes y la mejora de los ingresos conseguidos pueden cubrir muy rápidamente el coste de la inversión inicial.




bottom of page