• Optima Retail

Cómo evaluar la eficiencia energética de su negocio

Cuando una empresa está explorando todas las oportunidades disponibles para tener éxito; monitorear y evaluar sus prácticas de eficiencia energética puede hacer que descubra nuevas posibilidades.


No solo para ahorrar costos y reducir los gastos generales, sino también para cosas como impulsar la productividad de los empleados y mejorar las credenciales ecológicas.


Para comenzar, debemos tener claro a qué se refiere este tipo de evaluación. Una evaluación de eficiencia energética está diseñada para revisar el uso de energía de los establecimientos de una empresa y proporcionar estrategias para mejorar la eficiencia. Podría terminar ahorrando mucho dinero, aumentando la productividad en su lugar de trabajo y ofreciendo oportunidades de innovación al negocio. Si bien puede realizar su propia evaluación, también puede hacer que una empresa experta la lleve a cabo en su nombre.


Como tal, el valor de una evaluación de eficiencia energética va más allá del ahorro continuo de costos de energía, hasta llegar a los beneficios de marketing para el negocio, lograr la sostenibilidad y mejorar el valor de la propiedad.



Eficiencia energética: Medición


Es conveniente saber cómo medir la eficiencia energética para crear estrategias de mejora de consumo de energía, pero primero debemos evaluar el consumo para establecer los mecanismos de ahorro y eficiencia correctos.


Los llamados “edificios sostenibles” (Edificios eficientes energéticamente) benefician económicamente a las compañías al cumplir con el mismo trabajo, pero con un consumo de energía menor, además tienen un impacto positivo en el ambiente.


¿Quiere saber cómo evaluar el nivel de eficiencia energética?, pues se debe comenzar con realizar una auditoría energética.


Auditoría energética


En España las auditorías energéticas son obligatorias para compañías que tengan más de 50 millones de euros en volumen de negocio o cuenten con más de 250 trabajadores. Sin embargo, gracias a sus beneficios también es bueno realizarlas en el comercio minorista, empresa retail y todo tipo de tiendas físicas.


Este tipo de auditorías son necesarias para que los dueños de negocios sean conscientes del consumo energético que poseen y detectar aquellas áreas en donde es necesario mejorar el consumo y evitar el derroche de energía dentro de la organización; utilizando un indicador de eficiencia energética o indicadores de eficiencia energética.



Directrices para la auditoría energética


Todas aquellas empresas que están obligadas a realizar la auditoría y todas aquellas que decidan realizarla para su propio beneficio deben seguir las siguientes directrices para que esta sea válida:

  • Deben realizarse al menos cada 4 años

  • Deben cubrir mínimo el 85% del consumo total de las instalaciones

  • Se tiene un plazo de 9 meses para realizarlas

  • Puede sustituir un sistema de gestión energética

  • Serán realizadas por auditores expertos, sin embargo, pueden ser realizadas por personal interno cualificado.


Eficiencia energética: Ejemplos


Desde una perspectiva empresarial, aunque no debería ser más importante que ser ecológico, realizar estos sencillos cambios también puede ayudarle a ahorrar más dinero al final del año.


Cualesquiera que sean las intenciones al realizar estos cambios, está claro que no hay una buena razón para no hacerlo. Pensando en esto, a continuación, mostramos algunas estrategias para hacer que un negocio sea más eficiente energéticamente.


1- Adquirir equipos más eficientes


Si su empresa está realizando cambios para ser más eficientes energéticamente, una solución obvia sería adquirir equipos comerciales que ahorren energía.


Dependiendo del nicho en el que se encuentre, esto podría incluir desde focos led hasta equipos de aire acondicionado de última tecnología, los cuales se fabrican cada vez más enfocados en eficiencia energética.



2- Automatizar todos los dispositivos eléctricos


Después del horario de cierre, muchos establecimientos dejan las luces encendidas y otros equipos encendidos sin una buena razón. Hacer un cambio simple, como automatizar el encendido y apagado de todos los dispositivos eléctricos después de que se cierran las puertas, puede marcar una gran diferencia.


3- Ejecutar una auditoría empresarial de consumo de energía


Una de las cosas que las empresas más responsables hacen por sí mismas es realizar auditorías de consumo de energía. Estos tipos de auditorías le permiten a su empresa ver cuánta energía se están expandiendo y de dónde proviene la mayor parte.


A su vez, una empresa puede utilizar los resultados para realizar los ajustes necesarios para ser más eficientes energéticamente.


4- Realizar ajustes in situ y realizar mantenimiento preventivo


Con los resultados de la auditoría energética para identificar posibles oportunidades de mejora, es momento de actuar realizando compensaciones de cargas en los diferenciales y ajustando los valores contratados según el estudio de consumo.



Mantener la eficiencia energética como negocio


Al final del día, las empresas se benefician en muchos aspectos diferentes mientras puedan mantener la eficiencia energética. Si bien puede requerir más mantenimiento de lo habitual, según todas las cuentas, los beneficios superan con creces los costos de ser energéticamente eficiente.


Reducir los costos de electricidad y, a su vez, los gastos generales de un negocio es la justificación más evidente para realizar una evaluación de eficiencia energética. Al reducir los gastos, podría mejorar los márgenes y la rentabilidad.