El calendario básico para un buen mantenimiento

El mantenimiento de una empresa es una parte importante para conservar los sistemas actualizados y funcionales. Y aunque existen varios tipos: correctivo, preventivo, de rutina, etc.; siempre es necesario elaborar el calendario básico para un buen mantenimiento, de lo contrario, podríamos tener consecuencias irreparables.


Cualquier tipo de mantenimiento está diseñado para ayudar a que los equipos, las máquinas y los edificios funcionen de manera efectiva. Estas labores pueden completarse diaria, semanal, mensual, trimestral, semestral o anualmente, todo atenderá al tipo de tratamiento y a la naturaleza de la empresa. Si actualmente no cuentas con un programa de revisión activo, es hora de crear uno.


Los calendarios de mantenimiento son guías operativas y de información que además nos permiten llevar un control, y conservar una regularización de la atención necesaria que se debe prestar en cualquier negocio, referido no solo a los equipos, sino también a las instalaciones.




Ninguna planificación funciona sin un calendario bien pensado y organizado, esta es la razón por la que hemos traído este artículo. En esta publicación, te ayudaremos a comprender por qué necesitas un programa de mantenimiento preventivo o correctivo para tu negocio y qué debes incluir en él.


Todo sobre el calendario básico para un buen mantenimiento


Más del 90% de los especialistas en el cuidado preventivo empresarial sostienen que tener a la mano el calendario básico para un buen mantenimiento es clave para cualquier tipo de negocio, con ello se aumenta, por ejemplo, la fiabilidad de las operaciones y el funcionamiento óptimo de la empresa.

  • Es necesario programar el cuidado regular de equipos cuyo funcionamiento sea intensivo y determinante para una empresa.

  • Cuando el mantenimiento es de rutina se puede programar a diario, lo que permite a una empresa maximizar el uso de sus recursos.

  • Hay equipos que requieren una revisión mensual o trimestral. Todo depende de las instrucciones de manejo de los equipos que se tengan.

  • También existen empresas que requieren un mantenimiento preventivo anualmente. Este tipo de cuidado previene riesgos y asegura el funcionamiento regular de la empresa.

Hablamos de un calendario básico de mantenimiento flexible y organizado, porque es posible que se presenten eventualidades que haya que atender de forma inmediata, que no se hayan incluido en la programación. No obstante, esto es parte de las mismas consideraciones que se deben tener en cuenta en cualquier empresa: los imprevistos.


Beneficios de contar con un calendario de mantenimiento


Los programas de mantenimiento ayudan a los empleadores a mantenerse actualizados sobre el estado de su entorno laboral, su maquinaria, vehículos comerciales, instalaciones y equipos.



Si bien controlar los sistemas y equipos de la empresa puede reducir (en promedio) más del 80% de los accidentes en el lugar de trabajo, también es una forma eficaz de administrar los costos. Poner un plan de mantenimiento ahorra dinero a tu empresa, además:

  • Promueve la revisión de los equipos, las máquinas y las instalaciones, prolongando su vida útil y manteniéndolos en funcionamiento al máximo. Con ello se reduce el tiempo de inactividad de la maquinaria de uso común.

  • Presta mayor atención, regularmente, a los componentes más importantes de sistema específico, así como también la oportunidad de detectar cualquier otro problema potencial que esté al acecho.

  • Puede detectar problemas pequeños antes de que se conviertan en problemas grandes y más costosos

  • Extiende la vida útil de los equipos, vehículos o maquinaria.


Cómo hacer tu calendario de mantenimiento


Para hacer un calendario de mantenimiento eficaz requieres hacer un inventario, una planificación cuidadosa, investigar y establecer una rutina que sea fácil de entender. A continuación, se incluyen algunos consejos clave que debes tener en cuenta al crear tu plan:



Hacer un inventario


El primer paso es hacer un inventario cuidadoso de tu maquinaria, equipo, recursos y vehículos que necesitan atención regular.


Recorre tus espacios de trabajo, sitios de construcción, tiendas, centros de llamadas y otras áreas de trabajo y haz una lista de todo el equipo que se requiere para que tu negocio funcione de manera eficaz. Un plan de mantenimiento preventivo eficaz comienza con una comprensión clara de lo que debe mantenerse.


Priorizar el mantenimiento


Cuando tengas una lista de todos los equipos que requieren mantenimiento regular, el siguiente paso es decidir exactamente cuándo se le dará servicio a cada uno. Ten en cuenta el equipo que tiene el mayor retorno de la inversión y el equipo que utilizas con más frecuencia, al igual que las normas del país definidas para el mantenimiento obligatorio para evitar multas por incumplimiento.

Una vez que sepas qué máquinas necesitan revisión y mantenimiento, puedes comenzar a armar tu plan.

Este es un paso importante porque te permite concentrarte en los activos más críticos de tu negocio. Puedes evitar programar demasiado tiempo para evaluar equipos que no juegan un papel vital en la productividad y rentabilidad de tu negocio.


Enumera las tareas de mantenimiento específicas: Crea un programa


Comienza en la parte superior de tu lista y crea procesos y procedimientos detallados para el mantenimiento preventivo regular de cada equipo.

  • Deja en claro la frecuencia con la que se debe realizar este mantenimiento y crea un espacio donde las preguntas, observaciones y comentarios puedan anotarse y guardarse para referencia futura.

  • Este es un buen momento para hablar con las personas que utilizan el equipo con regularidad. Obtén comentarios de los trabajadores sobre cómo funciona la maquinaria o el equipo y las condiciones de trabajo específicas, y recopila información sobre la frecuencia de averías y mal funcionamiento de un equipo específico.



Una vez que tengas esta información, considera la posibilidad de crear una lista de verificación de mantenimiento integral para toda tu instalación y para cada equipo. La digitalización de esta lista de verificación puede facilitar que tus empleados en el campo la completen y, al mismo tiempo, te permite mantener registros detallados de todo el proceso. Se recomienda considerar tener algún software de gestión de mantenimiento, ya sea propio o de tu empresa aliada en facility management para que la coordinación y sinergia sea mucho más efectiva en la ejecución y control de los mantenimientos programados.


Seguimiento y modificación


Crear e implementar un programa de mantenimiento es un movimiento comercial inteligente para tu empresa. Pero si no estás monitoreando, es posible que se esté perdiendo algo.


Si notas que una máquina no experimenta una sola avería en un período de tiempo específico, puedes modificar tu cronograma para no perder tiempo en la revisión de un equipo que parece estar funcionando bien por sí solo.


Si notas que otra máquina está experimentando fallas regulares a pesar del mantenimiento regular, puedes investigar más y ver por qué tiene problemas constantemente; luego actualiza tu plan en consecuencia.


Recuerda siempre que hay empresas expertas en facility management que podrán ayudarte a lograr mayor control y reducción de costes de mantenimiento mientras tus establecimientos entregan la mejor experiencia de compra a los clientes.